.

.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Trabajamos un pino sylvestris

En esta entrada volvemos a irnos de viaje a Galapagar ¿quién se viene? Trabajaremos un pino silvestrys.

Siempre que voy a un taller con David tengo las mismas sensaciones. Antes de ir toda la ilusión del mundo pero luego aunque me doy cuenta que voy aprendiendo bastante también veo que me queda muchísimo por aprender y lo que es peor, quemaría todos mis árboles porque se ve cada maravilla que acaba por deprimirte.
Pues nada, os cuento como fue la cosa.
David empieza siempre a darle mil vueltas al árbol con objeto de sacarle su mejor partido.


Propone dos soluciones, o levantarlo hacia arriba o inclinarlo más hacia delante. Todos los presentes incluyéndome a mí (que era el que decidía) optamos por inclinarlo.


Pues nada, cortó todo lo que sobraba e hizo los dos jines.


Ahora me toca enrafiar. Como ya sabéis primero una capa axial y luego una radial bien apretada.


Ya alambrado y con un tensor para bajarlo.


Pero este maestro nunca deja de sorprenderme. Al empezar a manipularlo se da cuenta que realmente es mejor levantarlo. Así que otro pequeño enrafiado…


Y empieza a preparar el tinglado


La barra de hierro la llevé yo que soy muy previsor.

Goma para proteger


Pero hay que procurar que doble por donde tiene que doblar así que maderita al canto


Ahora a tirar. Primero con la mano


Y luego con el sargento


Un poquito más


Y empieza el mago a hacer de las suyas colocando las ramas.


Pero de las dos ramas que ha dejado dice que una sobra porque puede hacer el ápice con parte de la otra rama. No corta la rama sobrante para no debilitar al árbol demasiado.
Un ratito y ¡ya está! El pino ha hablado


Acabo de quitar los alambres de las ramas después de un año y como ya sabía, se me han venido abajo. Su grosor aún no les permite sujetarse. Volveremos a alambrar (los pinos necesitan una paciencia que a veces no tengo).


Y digo… ¿por qué no le quito ya la rama sobrante? Utilizo el ya famoso método de ATPC.


Saludos

8 comentarios:

  1. ATPC jajaja Bonito Pino Antonio, nunca he estado con David en un taller pero debe ser una pasada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, si es una pasada. Este año tengo el mono hasta finales de febrero pues David sigue en Japón.

      Eliminar
  2. Lo bueno de darle vueltas al árbol para ver la mejor opción es que funcione con algunos... yo sólo consigo tener un árbol mareado ;))))
    La verdad es que el resultado no lo hubiese imaginado. Un bonito pino, con muy buena corteza y bonito movimiento del tronco, ánimo con él.
    Un saludo. César.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cesar. Es cierto, no es tan fácil encontrar el lado bueno.

      Eliminar
  3. que quieres que te diga tengo la chimenea a punto y no sé si encenderla jaja impresionante ,el árbol y el taller ,no me extraña que disfrutes un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No quemes nada! yo te doy leña a cambio. Un abrazo

      Eliminar
  4. ¡ No, si os lo pasáis como los enanos ! Y viendo el resultado pues más motivación todavía. El pino ha quedado muy elegante, cuando densifique y mantenga la forma habrá que verlo de nuevo, a ver si nos mantienes informados de su evolución.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan, eres muy amable. Es cierto que aún le faltan muchos muchos años ¿y las horas de diversión que me esperan? ¡qué poca paciencia tengo!
      Saludos

      Eliminar